Banner Superior
sábado, julio 21, 2018

El tetracampeón del mundo de MotoGP gana, en Assen, uno de los GP más brutales de los últimos años.

Marc Márquez se ha llevado en Assen la madre de todas las batallas de la última década, una dura pelea a siete pilotos prácticamente hasta las últimas vueltas y en la que un cambio de ritmo a cuatro giros del final ha permitido al de Cervera firmar su cuarto triunfo del año tras Austin, Le Mans y Jerez, aquellas con escapadas plácidas y esta de adrenalina pura. Y junto a Alex Rins, segundo, y Maverick Viñales, tercero, han firmado el 18º triplete español en MotoGP y primero desde Aragón el pasado año, pero algo nunca sucedido en Assen.

Tras una carrera de contactos de todos contra todos, Márquez ha dado un buen golpe en la mesa del campeonato y ahora lidera con 41 puntos sobre Rossi, 47 sobre Viñales, 59 sobre Zarco y las dos Ducati, Dovizioso y Lorenzo yta a 61 puntos. Y la siguiente cita, en el patio de su casa de Sachsenring que alimenta el irse de vacaciones con dos carreras de ventaja.

Ha sido un espectáculo con letras mayúsculas y subrayadas donde sólo había premio para uno y algo de más de consolación para otros dos y hasta cinco pilotos han pasado por la cabeza, el invitado inesperado por lo hecho en Assen pero su racha en Mugello y Catalunya hacía de él ese hombre imprevisible, Jorge Lorenzo, que es el que más tiempo ha estado en cabeza y los irreductibles Márquez, Dovizioso, Rossi y Viñales que se han ido machaconamente pasando y repasando siempre con Alex Rins atento a todas las jugadas.

La batalla de las estrategias ya se ha vivido en la parrilla con una asignación inicial y cambios posteriores, todos con el medio delantero y con el blando trasero han aparecido finalmente al quitar los calentadores Márquez, Crutchlow, Rossi y Viñales y con el duro Dovizioso. Y en la cuarta fila, desapercibido Lorenzo con su elección diferente blando-duro lo que al final le ha pasado factura.

Márquez ha aprovechado su posición en la pole para ponerse líder de la carrera pero desde esa décima plaza el mallorquín se la ha jugado por el exterior izquierdo y ha terminado adelantando a todo el mundo menos a Márquez tras quien se ha instalado y antes de acabar la primera vuelta ha adelantado a su futuro compañero de equipo en Repsol Honda.

Ese adelantamiento ha frustrado al posible escapada de Márquez, con un pelín de ritmo más que los demás a lo largo del fin de semana pero entre el fuerte viento y los habituales rebufos han acabado firmando una carrera más de Moto3 que de MotoGP. Al segundo paso por la curva 15 Márquez le ha devuelto el adelantamiento a Lorenzo pero un giro después el mallorquín ha vuelto a la cabeza. Y tras ellos muy cerca y atento Rossi que en la chicane en la cuarta vuelta ha dado cuenta de Márquez por la segunda plaza.

Lorenzo y Rossi, que en una de las frenadas del T4 ha enculado al mallorquín han cogido tres décimas sobre Márquez, acosado por Dovizioso. Viñales, que había caído a la novena plaza al inicio ha invocado la remontada a partir de la séptima vuelta en la que 8 pilotos (Lorenzo, Márquez, Dovizioso, Rins, Rossi, Viñales, Crutchlow y Zarco), de cuatro marcas distintas (Honda, Ducati, Yamaha y Suzuki), no estaban dando el brazo a torcer en el mejor inicio de carrera en años, ratificando la igualdad vista en los entrenamientos.

En el noveno giro incluso se ha escrito por primera vez el triplete provisional español en categoría reina con Lorenzo, Márquez y Rins. Pero aquí nadie cortaba y Rins en la curva 5 ha pasado por el interior a Márquez que además ha tenido un susto y ha perdido el pie de la estribera y también otra posición con Dovizioso. Hachazos constantes en el grupo, el propio Márquez se la ha devuelto y un denominador común, la tranquilidad con la que Lorenzo seguía al mando de la prueba hasta la vuelta 15 cuando a la salida de la chicane Dovizioso le ha pasado. Los dos Ducati acompañados por Márquez han metido 3 décimas a las Yamaha. El grupo aún numeroso de siete unidades después de que se despegara Zarco.

Pero aquí nadie tenía permitido pestañear y cambios constantes de posiciones giro tras giro. El propio Lorenzo ha pasado de primero a sexto sin apenas pestañear e incluso a 8 para el final Viñales ha tomado la cabeza por primera vez en lucha con Dovizioso y hasta aquí ha llegado la paciencia de Márquez que aprovechando la lucha en cabeza los ha pasado a los dos a 7 giros del final. Se ha roto ya el gran grupo con Márquez, Viñales, Dovizioso y Rossi, los cuatro hombres designados para luchar por la victoria por lo exhibido en entrenamientos, dejando a Rins ya en tierra de nadie.

Pero no estaba dicha la ultima palabra, Viñales ha intentado un adelantamiento sin sitio a Márquez y han tenido una salida de pista y han dejado solos en cabeza a Dovizioso y Rossi. En la chicane, a 6 giros para el final, por primera vez Rossi líder pero no le ha durado nada, rápidamente Márquez ha reaccionado y a cuatro para el final ha empezado a abrir hueco con tres décimas sobre Dovizioso. Era la manera de estirar el grupo y evitar tanto adelantamiento peligroso para ellos, agradable para el fan.

Márquez ya se ha puesto en modo ‘qualy’ y les ha metido 1”1 gracias también a las peleas entre Dovizioso y Rossi que han condenado su podio y ha permitido a Viñales y Rins ponerse en podio provisional a vuelta y media del final. Y a tres curvas del final Rins ha adelantado en la chicane a Viñales, su mejor resultado de siempre en MotoGP por delante de Dovizioso y Rossi. Lorenzo ha sido séptimo, noveno Bautista, 12º Pol Espargaró, 13º Aleix Espargaró, 15º Dani Pedrosa y 16º Rabat.

Fuente: Mundo Deportivo

0 Comentarios

Deja un comentario