Banner Superior
domingo, julio 22, 2018

Tras el golazo de Toni Kroos en el minuto 95 que le permitió imponerse en el partido ante Suecia, la selección de Alemania, actual campeona del mundo, se juega su futuro en Rusia 2018 frente a un equipo a priori sencillo, una Corea del Sur que espera un milagro para poder llegar a octavos. El encuentro del Grupo F se jugará en Kazan desde las 10:00 de Parguay

El equipo de Joachim Low llegó a Rusia tras proclamarse cuádruple campeón mundial hace cuatro años en Brasil, pero su estreno no pudo ser peor, al ser sorprendida en el estadio Luzhniki por México. A sabiendas de que ante Suecia se jugaba todo, el conjunto germano caminó por la cornisa hasta el último minuto hasta que lo salvó la perla de Kroos.

Niklas Süle o Antonio Rudiger reemplazarán a Jerome Boateng en la defensa teutona, a la que vuelve Mats Hummels tras superar su problema en el cuello. El DT deberá decidir el acompañante de Kroos, si vuelve Sami Khedira o no, ya que Sebastian Rudy se rompió la nariz en el último partido. Además, resta conocer si retornará Mesut Özil al once inicial en detrimento de Julian Draxler.

La situación de los europeos (tres puntos y cero de diferencia de gol) les abre muchas posibilidades debido a que comparte situación con Suecia (enfrenta a México a la misma hora) aún en cantidad de goles a favor y en contra. Hasta podría darse un triple empate con los aztecas si germanos y escandinavos ganan sus encuentros, y habrá que apelar a las cuentas para determinar los boletos.

Por su parte, la selección surcoreana, que afronta su tercer enfrentamiento mundialista con Alemania, tras los de 1994 y 2002 -todavía no conoce la victoria frente a los germanos-, llega a Kazán después de caer en los dos primeros partidos del grupo, ante Suecia y México, y sabedor de que necesita un milagro para poder avanzar a octavos de final.

Los pupilos de Shin Tae-Yong podrían meterse en la siguiente ronda si se le da una victoria sobre Alemania por dos o más goles de diferencia y que Suecia pierda con México. Para ello, el preparador coreano no podrá contar con su capitán y futbolista más experimentado -104 partidos internacionales-, Ki Sung-yueng, quien se desgarró en el gemelo. La baja de Ki se una a otra significativa, la de Park Joo-ho, aquejado de una dolencia en los isquiotibiales sufrida en la primera jornada ante Suecia.

 

0 Comentarios

Deja un comentario