Banner Superior
lunes, julio 23, 2018

Ya clasificada para los octavos de final del Mundial con dos victorias muy sufridas, Francia rotará su once titular el martes  en Moscú para lograr el liderato del grupo C ante una Dinamarca muy eficaz a la que le vale un empate para avanzar. El encuentro arranca a las 10:00 de Paraguay.

Los Bleus pueden permitirse incluso un simple empate en su tercer y último partido de la fase de grupos, suficiente para finalizar en la primera plaza, como en el Mundial 2014 y en la Eurocopa 2016, cuando empató sin goles respectivamente ante Ecuador y Suiza.

“Sobre todo no podemos acabar segundos, porque jugaríamos con Croacia”, señaló el centrocampista Corentin Tolisso, impresionado por el espectáculo de Luka Modric y sus compañeros ante Argentina (3-0).

Si Croacia cumple los pronósticos y finaliza en primer lugar de la llave D, Francia -como primera- podría enfrentarse a dos viejos rivales, Nigeria (batida por 2-0 en octavos del Mundial 2014) o Islandia (goleada por 5-2 en los cuartos de la Eurocopa 2016). A pesar de su mal momento, la otra opción sería jugar con Argentina y un Leo Messi con el orgullo herido tras dos actuaciones muy decepcionantes.

Pero antes Dinamarca. Como en los dos torneos precedentes, el seleccionador francés Didier Deschamps podría cambiar entre cinco o seis jugadores de su once, con el objetivo de dar ritmo de competición a los suplentes, pensando en las eliminatorias.

0 Comentarios

Deja un comentario