Banner Superior
domingo, julio 22, 2018

El pasado mes de enero, por primera vez en la historia de Arabia Saudita,las mujeres pudieron entrar en un estadio de fútbol, algo que anteriormente tenían prohibido. Y unos meses después, el mundo celebra otro paso más de las mujeres y sus derechos en este país árabe, ya que desde este domingo, también pueden conducir.

Por ese motivo, en Paul Ricard, la Fórmula 1 no se podía quedar al margen, y con la ayuda de Renault, Aseel Al-Hamda pudo hacer historia convirtiéndose en la primera mujer en pilotar un F1, conduciendo en Paul Ricardel mismo día en que el género femenino estaba de enhorabuena en su país por poder conducir.

Aseel es miembro de la Federación de Motor de Arabia Saudí y también de la Comisión de Mujeres para el Deporte de la F1. Además también es la primera Saudí en haber llevado un Ferrari en su país, y esta vez, se estrenó al volante de un Renault de F1 de 2012, con el que Kimi Raikkonen ganó el GP de Abu Dhabi de aquel año con Lotus.

“Espero que hacerlo precisamente el día en que las mujeres puedan ya conducir en las carreteras del Reino de Arabia Saudita muestre lo que puedes hacer si tienes la pasión y el espíritu para soñar”, decía tras bajarse del coche la empresaria, que ya había probado el coche a principio de mes para preparar su prueba ante el público francés.

“No solo celebramos que las mujeres puedan conducir, es también el nacimiento de las mujeres en los deportes de motor. Lo más importante es que estoy esperando a que las nuevas generaciones de mujeres se interesen por los deportes de motor”, decía Al-Hamda tras dicha prueba.

Fuente: Mundo Deportivo

0 Comentarios

Deja un comentario