Banner Superior
domingo, julio 22, 2018

Alemania enfrentará a Suecia, en la ciudad de Sochi, en un partido clave para su clasificación a octavos de final del Mundial Rusia 2018, después de que el actual campeón del mundo perdiera sorpresivamente en su debut frente a México por el Grupo F. 

Alemania y Suecia, que en cambio superó 1-0 a Corea del Sur en la primera fecha,jugarán desde las 14:00 en el estadio Olímpico Fisht de Sochi, con el arbitraje del polaco Szymon Marciniak.

Suecia, casualmente, fue el rival de Alemania en el primer partido de Joachim Löw como seleccionador germano, en agosto de 2006 en Gelsenkirchen (el amistoso lo ganaron los alemanes por 3-0), y ahora -casi doce años después- será el adversario que puede dejar afuera del Mundial al último campeón.

Como México y Corea del Sur se miden antes, una victoria de los escandinavos no solamente los clasificará a los octavos de final de Rusia, sino que anticipará la eliminación del país que conquistó el Mundial de Brasil 2014 (en la final ganada 1-0 a Argentina en tiempo suplementario, con gol de Mario Götze).

Las críticas a Löw, entrenador alemán de 58 años, pasan principalmente por mantener en su formación titular a jugadores que hace tiempo están lejos de su mejor momento, como Mesut Özil, Sami Khedira y Jerome Boateng. Sin embargo, luego de la derrota ante los mexicanos, “Jog”‘ aseguró que no se iba a tirar a la basura el proyecto que hace 14 años comenzó su compañero Jürgen Klinsmann.

El defensor Mats Hummels está en duda, ya que el jueves pasado se torció el cuello en un entrenamiento. “No espero que se recupere a tiempo”, admitió Löw. Por Hummels ingresarían Niklas Süle o Matthias Ginter.

Las otras dos incógnitas del seleccionado alemán para el encuentro ante Suecia están en la ofensiva: Jonas Hector, que se perdió el debut por una gripe, podría jugar en el lugar de Marvin Plattenhardt; y Marco Reus ingresaría por Julian Draxler.

Suecia, por su parte, debutó en Rusia 2018 con una modesta victoria sobre Corea, gracias al penal sobre Viktor Claesson que el árbitro salvadoreño Joel Aguilar solo sancionó dos minutos después, gracias a la ayuda del VAR. El capitán Andreas Granqvist lo cambió por gol y dio a los suecos la primera victoria en un debut mundialista desde 1958.

El entrenador Janne Andersson apostará al mismo funcionamiento colectivo con el que los escandinavos lograron triunfos clave en la clasificación europea contra Francia (2-1 en la fase regular) e Italia (en el repechaje), aunque no podrá contar con tres jugadores que se intoxicaron el jueves por la noche y no viajaron a Sochi: los defensores Filip Helander y Pontus Jansson y el mediocampista Marcus Rohden se quejaron de problemas estomacales y quedaron descartados para el encuentro ante los alemanes. Jansson, el único titular de los tres en el equipo nórdico, será reemplazado por Emil Krafth.

Otro que tampoco estará en el banco es el delantero Isaac Kiese Thelin, quien ingresó algunos minutos contra Corea pero sufrió una lesión de tobillo que lo dejó afuera del partido por la segunda fecha.

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario