Banner Superior
lunes, julio 23, 2018

Australia y Dinamarca cerraron su segunda participación en Rusia 2018 con un empate. Luego de los 90 minutos de juego en los que los oceánicos fueron superiores a los europeos, el marcador finalizó en pardas y dejó al conjunto dirigido por el holandés Bert van Marwijk en el tercer puesto del Grupo B.

Apenas tuvieron que pasar siete minutos de juego para que Christian Eriksen abriera el marcador a favor de los eurepeos. Adentro del área, el delantero Nicolai Jorgensen habilitó a su compañero, que remató al arquero con una volea imposible de parar. Los de verde, rápidos de reacción, empataron el encuentro treinta minutos más tarde producto de la búsqueda y la insistencia, que con la ayuda del VAR se transformaron en penal y consecuentemente en gol.

Tras el tanto, los daneses se replegaron y dejaron de proponer. Mantuvieron su estilo de juego durante todo el partido y quedaron expectantes a las ideas del rival. Dispuestos a tomar el protagonismo, los de verde buscaron por todas las vías, pero no pudieron.

En lo que fue un duelo de imprecisiones, el más hambriento ganó terreno y lo reflejó en las estadísticas. Trece disparos a favor de Australia fueron más que los 8 de los daneses, pero no lograron el cometido de dar vuelta el encuentro.

Ya sobre el final, Nabbout salió lesionado tras ir a disputar una pelota y sostener su caída con el hombro. Con nuevas energías, Tomi Juri ocupó su lugar pero tampoco pudo marcar la diferencia.

El empate terminó favoreciendo a los europeos, que pasaron al primer puesto del Grupo B y quedaron a la espera del encuentro entre Francia y Peru. De ganar los galos, la punta cambiaría de dueño. Lo cierto, por el momento, es que los cuatro equipos llegan a la última instancia con posibilidades de seguir avanzando.

0 Comentarios

Deja un comentario