Banner Superior
lunes, junio 25, 2018

Sébastien Ogier termino el segundo día de competencia del Rally de Italia-Cerdeña como líder, aunque con una leve diferencia sobre Thierry Neuville, quien llega a esta cita como líder del certamen.

El día comenzaba con dominio de Andreas Mikkelsen, quien con su Hyundai i20 Coupe WRC se imponía en los dos primeros tramos y abría un hueco importante con sus perseguidores. Pero en el quinto tramo comenzó a sufrir problemas en su caja de velocidades que lo obligaban a abandonar. Precisamente en esa especial, con lluvia, barro y niebla, Ogier dio el golpe que lo colocaba de nuevo líder con su Ford Fiesta WRC del equipo M-Sport.

De esta manera, el tetracampeón del mundo completó las primeras nueve especiales en 1h35m56s9, logrando, además del éxito del primer tramo de ayer, ser el mejor de la Prueba Especial 6.

Por su parte, Neuville, quien paso a ser el mejor representante de la marca surcoreana, se impuso en dos sectores (PE5 y 8) y acabó a 18s9 del francés.

Tercero se ubicó el mejor de los Toyota Yaris WRC y es el de Jari-Matti Latvala, quien se impuso último sector cronometrado de la jornada (PE9) y concluyó a 37s2 del galo, superando por apenas 4s a su compañero Esapekka Lappi, quien marcha cuarto. Quinto aparece el Citroën C3 WRC de Mads Ostberg, que terminó a 58s3 de la punta.

0 Comentarios

Deja un comentario