Banner Superior
domingo, mayo 27, 2018

Fernando Alonso volvió a saborear este sábado las mieles del triunfo, tras cinco años sin ganar una carrera, al vencer con el Toyota 8 las Seis Horas de Spa en su debut en el Mundial de Resistencia. El asturiano no falló en el equipo que completaban el japonés Kazuki Nakajima y el suizo Sebastian Buemi, y volvió a subir a lo más alto del podio.

El piloto asturiano tuvo que gestionar un final de carrera muy ajustado después de que la aparición del coche de seguridad por el accidente del ruso Matevos Isaakyan provocara que se esfumara el minuto de ventaja que tenía. Tuvo que pelear por el triunfo con el experimentado Mike Conway, a los mandos del Toyota 7, y con el tráfico para acabar ganado la carrera con un segundo y medio de ventaja.

Alonso hizo el último relevo de la prueba disputada en el circuito belga de Francorchamps y fue el primero en cruzar la línea de meta, por delante del Toyota 7 pilotado por el inglés Mike Conway, el japonés Kamui Kobayashi y el argentino José María ‘Pechito’ Pérez. La tercera posición en Spa fue para el equipo Rebellion Racing integrado por el alemán André Loretter, el suizo Neel Jani y el brasileño Bruno Senna.

El Toyota del equipo de Fernando Alonso arrancó inesperadamente desde el primer puesto, con Buemi al volante, después de que por un error burocrático se le anulase la pole al otro coche del Toyota Gazoo Racing, el número 7.

Alonso subió a su monoplaza en la vuelta 34 para mantener el liderato de la vuelta, con casi dos minutos de ventaja, hasta el giro 73 cuando Nakajima se subió al coche. El nipón estuvo a punto de tirar por tierra todo el trabajo de Alonso, al volver al garaje del equipo por un problema en los cinturones de seguridad y dar, posteriormente un trompo en una curva que hizo perder un minuto a su equipo, aunque no el liderato de la prueba.

A falta de una hora para el final de la carrera, el piloto asturiano volvió a subirse al Toyota 8 para afrontar la recta final de la prueba. Pilotó el coche durante 32 vueltas, liderando la prueba con comodidad hasta la salida del coche de seguridad. Apareció entonces la pericia del bicampeón del mundo de Fórmula 1 para defender la primera posición ante el empuje del otro Toyota en competición. Al final se llevó el esperado triunfo por un escaso margen.

Fuente: La Vanguardia

0 Comentarios

Deja un comentario