Banner Superior
domingo, mayo 27, 2018

El futuro de Carlos Sainz sigue sin resolverse. Han pasado ya más de cuatro meses tras su victoria en el Dakar 2018 y el madrileño continúa sin anunciar su decisión.

El dos veces ganador del Mundial de Rallies y del Rally Dakar podría dar por terminada su dilatada trayectoria deportiva o por lo contrario continuar por lo menos un año más al volante de un coche del Dakar para defender su segunda corona como vigente campeón de la prueba más dura del mundo.

Para el matador queda muy claro el panorama, Toyota y Mini son los dos únicos equipos oficiales con la suficiente estructura para darle un coche competitivo, principal preocupación del español. Según sus propias declaraciones, Toyota es la opción más viable, además de existir un interés de ambas partes por trabajar juntos de cara al raid en 2019.

La decisión de Sainz se sabrá a más tardar a mitad de año, con el tiempo justo para que el español pueda probar su nueva máquina en algunas carreras. Toyota es el camino a menos que Mini presente un proyecto que seduzca al último ganador del Dakar.

0 Comentarios

Deja un comentario