Banner Superior
domingo, mayo 20, 2018

 Liverpool intentará concretar su pase a la final de la Champions League ante una Roma que aspira a repetir en casa la hazaña que consumó en los cuartos de final, cuando remontó una diferencia de tres goles para eliminar a Barcelona.

El 5-2 de la ida en Anfield y su mística en la máxima competición europea le dan una clara ventaja a Liverpool. El equipo dirigido por Jürgen Klopp cuenta además con el tridente ofensivo más productivo de la Champions.

Mohamed Salah , el jugador de moda en Europa, acumula diez goles en la Liga de Campeones, incluidos dos en la ida ante la Roma, su exequipo. El egipcio está acompañado por el brasileño Roberto Firmino y el senegalés Sadio Mané, con diez y ocho goles, respectivamente. Con ese panorama, es lógico que haya buen ánimo en la plantilla.

Pese al momento deportivo inmejorable, el ambiente no es el mejor para el cuerpo técnico. El segundo entrenador y confidente de Klopp, Zeljko Buvac, no viajó a Roma y, según la información de los medios británicos, se tomará un “descanso personal” hasta el final de la temporada. Sin embargo, las versiones indican que Klopp y su asistente, con el que trabajó en estrecha colaboración en el Mainz y el Borussia Dortmund, resolvieron separarse.

Nada dijo Klopp sobre esa situación y sólo se dedicó a comentar la cuestión deportiva, cercana al ideal: el domingo ante el Chelsea puede asegurar la clasificación para la próxima Champions, cuatro días después de la tener la posibilidad de clasificarse a la final de esta edición.

La ocasión es muy clara después del 5-2 del primer partido en Anfield. Sin embargo, los dos goles recibidos sobre el final del duelo provocaron una sensación molesta en el Liverpool y generaron esperanzas para los romanos, que sueñan con repetir la proeza de los cuartos, cuando golearon 3-0 al Barcelona después de haber perdido 4-1 en España.

“Solo tenemos que creer en ello, prepararnos con entusiasmo”, instó el entrenador de Roma, Eusebio di Francesco, después del esperanzador 4-1 sobre el Chievo Verona en la Serie A. “Demostramos en otras ocasiones que podemos hacerlo”.

Para la confianza de Di Francesco, no influye demasiado que el Liverpool, con casi todos sus titulares, sólo haya igualado en casa 0-0 con el Stoke en su último partido de la Liga inglesa. “Tienen jugadores de que pueden lastimar al contrario de un momento a otro”, explicó el estratega italiano.

El factor campo es un tema en el que los italianos confían, e incluso Di Francesco pidió que los aficionados locales armen “una fiesta” para alentar a sus jugadores.

Sin embargo, los antecedentes violentos de la ida, donde hinchas romanos hirieron de gravedad a un fanático del Liverpool, colocaron al partido en un estado de alerta para los organismos de seguridad.

En el estadio Olímpico se esperan unos 65.000 fanáticos, entre ellos unos 5.000 aficionados ingleses con entradas, además de un número parecido de hinchas que vivirán el partido en la capital italiana sin poder entrar al estadio.

Las posibles formaciones:

Roma: Alisson; Florenzi, Manolas, Fazio, Kolarov; Nainggolan, De Rossi, Pellegrini; Schick, Dzeko, El Shaarawy.

Liverpool: Karius; Alexander-Arnold, Lovren, Van Dijk, Robertson; Wijnaldum, Henderson, Milner; Salah, Firmino, Mané.

0 Comentarios

Deja un comentario