Banner Superior
domingo, julio 22, 2018

Boca iba en busca de un empujón para escalar a la cima y terminó con un golpe durísimo: perdió 2-0 con Palmeiras como local, por la cuarta fecha del grupo H, y hoy podrá caer al tercer puesto de la tabla si Junior vence a Alianza Lima.

El Xeneize volvió a tener enfrente a un rival duro, que trató de jugar de igual a igual en la Bombonera pero se vio sometido por momentos durante la primera parte. Sin embargo, con el correr de los minutos se acomodó y golpeó a los 39 minutos a través de Keno, quien ganó de cabeza tras un centro y puso el 1-0.

Ya en el complemento, Boca salió desesperado y perdió por completo el equilibrio. A partir de eso, el equipo brasileño se replegó y encontró los contraataques como principal vía de peligro. Justamente de esa manera llegó el golpe de nocaut: tras un pelotazo largo, Agustín Rossi salió a cortar de cabeza, dejó la pelota muerta cerca del área y, tras varios rebotes y un retroceso lento del arquero, Lucas Lima le pegó por arriba y decretó la victoria.

De esta manera, Palmeiras llegó a 10 unidades y Boca quedó con 5, por lo que una victoria de Junior (3) ante Alianza Lima (1) en el encuentro de mañana, en Barranquilla, significará la pérdida de su puesto clasificatorio a dos fechas del final.

0 Comentarios

Deja un comentario