El Liverpool goleó 5-2 a Roma en la ida de las semifinales de la Liga de Campeones, en Anfield, y dio un gran paso rumbo a la final del 26 de mayo, en Kiev. Un Mohamed Salah fantástico anotó dos golazos y registró dos asistencias. Roberto Firmino (2) y Sadio Mané completaron la cuenta. Edin Dzeko y Diego Perotti le devolvieron la vida a los italianos de cara a la revancha. 

El delantero egipcio confirmó su extraordinaria temporada con una actuación memorable. Anotó dos veces en el primer tiempo, sin gritarlos por respeto a los romanos, y en la segunda parte asistió primero a Mané y luego a Firmino para el show en Anfield. El brasileño Firmino estampó el 5-0 en el minuto 69 de partido y parecía que la serie estaba acabada. Sin embargo, hubo reacción.

El equipo romano sacó a relucir su temperamento y se retiro de Inglaterra con la frente el alto. Lo fue a buscar con dignidad y encontró el primer descuento a través del bosnio Edin Dzeko y luego achicó otra vez tras una pena máxima y efectiva ejecución del argentino Diego Perotti, quien ingresó tras el cuarto tanto inglés.

Los dirigidos por Jurgen Klopp lamentaron no poder cerrar la clasificación en casa. Mientras que los de la capital de Italia se ilusionan con una nueva y épica remontada en el Olímpico para llegar al partido final en Kiev.