Banner Superior
jueves, julio 19, 2018

Las declaraciones tras la eliminación del Barcelona en la Champions League a manos de la Roma y las imágenes en la final de la Copa del Rey son una clara muestra de que a Andrés Iniesta le queda muy poco tiempo en Barcelona. Después del Mundial de Rusia, el capitán que desde los 12 años viste los mismos colores le pondrá punto final a su estadía en el Camp Nou.

Y cuando parecía que los millones y la calma de la Superliga china se afirmaban como destino seguro, los colosos de Europa levantaron las antenas para tentar a Iniesta, que con 33 años sigue demostrando su vigencia semana a semana adentro de la cancha.

Claro que para eso, Don Andrés debería estar dispuesto a seguir compitiendo en el primer nivel como sucede en Barcelona, y si esa es la elección del autor del gol más importante de la historia de la Selección de España, Pep Guardiola buscará convencerlo para llevarlo al Manchester City.

Hace menos de un año, Barcelona le firmó a Iniesta un contrato de por vida -aunque con facilidades para irse cuando él así lo sintiera- y en aquella oportunidad fue el propio jugador quien se encargó de aclarar que le costaba pensar en qué sucedería al final de la temporada: “Le cuesta pensar a mi cabeza en lo que va a pasar en mayo o junio. Me veo jugando al fútbol pero no me gusta planificar a largo plazo”. El momento del cambio llegó. Solo resta saber a dónde llevará su magia Iniesta.

0 Comentarios

Deja un comentario