Banner Superior
domingo, junio 24, 2018

La quinta fecha de la Copa de Primera dejó varias perlitas para nuestro fútbol, entre la suspensión de un juego hasta una mano que definió un partido, el Profe Nelson Valenzuela nos deja su parecer sobre la labor arbitral en la fecha que se fue, con el icono “Jahugapy Profe”…

[OPINIÓN] Culminada la quinta Fecha del Apertura 2018, queda bien claro que ciertos árbitros ya no pueden pertenecer a la elite del arbitraje nacional, porque ser elegido para dirigir los partidos de primera división en el fútbol paraguayo, constituye un honor y a la vez, un desafío, que muchos no están en condiciones de afrontar.

Este es el caso puntual de Cristian Aquino, que ya ha tenido un sinnúmero de oportunidades, desde muchos años atrás, y luego de realizar algunos partidos aceptables, sabemos que en algún momento será el protagonista principal por sus decisiones totalmente equivocadas, producto de una incapacidad manifiesta en el cumplimiento de sus funciones.

Y estos errores, pueden ser de carácter técnico como disciplinarios. En el partido que disputaron Cerro Porteño y Capiatá, en la Nueva Olla Azulgrana, una vez más nos regaló un concierto de errores técnicos, teniendo como sumun la jugada que derivó en el penal a favor de Capiatá cuando transcurrían 42 minutos del segundo tiempo.

Para sancionar un penal, se deben considerar los siguientes aspectos: la intencionalidad, que a pesar de haber sido “ignorada” por los propios instructores, quienes la soslayaron en detrimento del “brazo en posición antinatural” u otras genialidades que vinieron en los folletos de la FIFA, sigue siendo el mejor parámetro para analizar una decisión tan trascendental.

Luego, volvemos a las nuevas y benditas “recomendaciones”, que instan a los árbitros a observar la distancia del balón entre los jugadores, a la hora del remate o el posible rebote originado desde el mismo; y la famosa posición del brazo, cuando el remate viene hacia el jugador, lo que la FIFA, sagazmente determinó en llamar “posición antinatural del brazo”.

Y para la sanción de ese penal a favor del Deportivo Capiatá, no se cumplieron ninguna de esas prerrogativas, no hubo intención, ya que el balón cabeceado por el jugador capiateño impactó en el brazo de Insaurralde, luego de ser desplazado por el brazo izquierdo del adversario, el balón provino de una cortísima distancia y ese brazo no estaba en una posición “antinatural”.

Por lo que podemos afirmar, que Cristian Aquino tuvo un grave error en esa jugada, ya que tiene injerencia directa en el resultado final, como ha sucedido en varias ocasiones a lo largo de su carrera y por lo que definitivamente, ya no debería estar presente en los partidos de primera división en lo que resta de la temporada.

Por otro lado, debemos analizar la actuación de Oscar Velázquez, quien decidió la postergación o interrupción del encuentro que disputaron el sábado pasado en Ciudad del Este, los equipos de Santaní y Olimpia, que se inició bajo una fuerte lluvia y que dejó el campo de juego en muy malas condiciones para la disputa de un partido de fútbol.

Si ya decidió iniciar el juego y disputarlo bajo esas condiciones adversas, lo más lógico, cercano al sentido común, que no es el más común de los sentidos, era ordenar la prosecución del mismo luego de esa lluviosa primera fracción de 45 minutos y terminar el partido, considerando que se dieron cita para observarlo, casi veinte mil almas.

Más allá de analizar si fue acertada o no su decisión, lo que sí estuvo pésimo, fue el procedimiento que observó para llegar a tan delicado veredicto. Nunca sabremos si hubo una “orden superior” o simplemente se basó en su percepción del campo al culminar la primera etapa, lo que sí debió hacer, es haber salido al gramado y desde ahí comunicar su decisión a los capitanes.

El problema básico de nuestros árbitros radica en el “control del juego” o “manejo del partido” que depende exclusivamente del aspecto intelectual de cada uno de ellos, basado generalmente, vuelvo a repetir, en la correcta utilización del sentido común, que no lo pueden tener si sus capacidades cognoscitivas no están bien desarrolladas.

 

0 Comentarios

Deja un comentario

SÍGUENOS

TAGS

Publicidad

img advertisement

Archivos

Social