Banner Superior
domingo, mayo 27, 2018

Roger Federer cerró una semana perfecta. No sólo logró su principal objetivo -volver a ser N°1 del mundootterdam, sino que además se consagró campeón del ATP 500 de esta ciudad. Pero no fue un triunfo más, fue una paliza. El suizo borró de la cancha búlgaro Grigor Dimitrov, se impuso por un doble 6-2 y se alzó con el trofeo N°97 de su carrera.

La leyenda helvética, que mañana desplazará al español Rafael Nadal de la cima de la clasificación y se convertirá a sus 36 años en el número uno más veterano de la historia, , superando el récord del estadounidense Andre Agassi, batió a Dimitrov en apenas 55 minutos de juego.

El tenista oriundo de Basilea hizo pesar su enorme jerarquía. Ganó el 83 por ciento de los puntos de su primer servicio y el 80 por ciento de los disputados con su segundo saque. Los porcentajes fueron demasiado altos y no le dieron opciones a Dimitrov, un finalista que lució desenfocado en casi todo el partido y con problemas físicos.

“El plan era llegar a semifinales. Y bueno, me llevé el título otra vez”, reconoció el suizo, visiblemente emocionado, tras recibir el galardón.

Federer, que tiene también el récord de títulos del Grand Slam (20), ganó el torneo de Rotterdam por tercera vez en su carrera, después de las ediciones de 2005 y 2012. Era la final número 146 de su carrera. Sus 97 torneos ganados en la ATP sólo son superados por un hombre en la Abierta: el estadounidense Jimmy Connors, que sumó 109.

En este 2018, Federer ha jugado apenas dos torneos y ha ganado ambos. El otro fue el primer Grand Slam de la temporada: el Abierto de Australia.

0 Comentarios

Deja un comentario